Guía para renunciar a una herencia

De manera cercana vamos a descubrirte todos los aspectos legales que hay detrás de renunciar a una herencia. ¿Puedes siquiera hacer eso? ¿Cómo? ¿Qué consecuencias trae consigo?

Las herencias se ven en las películas como lo mejor que le puede pasar a una persona: hacerse rico de la noche a la mañana con los negocios y tierras que algún tío lejano tenía y el cual ha declarado al protagonista heredero universal. Pero esto pertenece al mundo de la ficción.

Las herencias, más veces que menos, acarrean consigo un gran número de deudas e impuestos. Todo esto, entre otros motivos, puede hacer que no quieras cobrar la herencia de la cual eres heredero. Pero, ¿cómo puedes renunciar a una herencia? A continuación te lo explicamos. Sin embargo, siempre es ideal que cuentes con el asesoramiento de un profesional especializado en este tema concreto. Contrátalo directamente online a través de nuestra plataforma digital de soluciones legales.

¿Se puede renunciar a una herencia?

. Toda persona heredera puede renunciar a una herencia de manera unilateral.

En el caso de menores de edad o personas con discapacidad serán sus tutores legales quienes lo decidan, pero necesitarán autorización judicial.

¿Puedo renunciar a parte de la herencia?

No. Si se renuncia a una herencia, al igual que si se acepta, se hace en su totalidad. No será posible renunciar a las deudas y heredar el resto del patrimonio. No se podrá hacer una herencia a la carta. Se acepta o se repudia. Como bien indica el Código Civil, no se podrá hacer en parte, ni a plazo, ni condicionalmente.

Por ello, lo ideal será contar con la asesoría de un abogado especializado en herencias que te ayudará a valorar si deberías o no aceptar la herencia.

Una opción viable será aceptar la herencia “a beneficio de inventario”. Esto quiere decir que el heredero no estaría obligado a pagar las deudas. Estas se pagarían con el patrimonio del fallecido. En el caso de que después de haber pagado todas las deudas sobrase patrimonio, el heredero podría cobrarlo.

¿Cuánto tiempo tienes para renunciar a una herencia?

Será posible renunciar mientras no prescriba la acción para reclamar la herencia. Eso sí, no podrá renunciarse hasta pasados 9 días del fallecimiento del causante (la persona de la que se hereda) y, en el caso de que cualquier interesado lo solicite al Notario, el plazo para repudiarla no podrá pasar de 30 días naturales. 

En el caso de que no se manifieste la voluntad de repudiarla, la herencia se entenderá aceptada. Es decir, si pasan los plazos estipulados y no haces nada para mostrar tu interés en repudiarla ya no podrás renunciar a la herencia. Se entenderá que la has aceptado.

¿Cómo renunciar a una herencia?

Para renunciar a una herencia, entonces, tan solo tendremos que formalizar una escritura pública ante Notario declarando nuestro deseo de hacerlo. 

Una vez todo lo anterior está claro, sabes a ciencia cierta que no deseas aceptar la herencia tras estar debidamente asesorado, te diriges al Notario que corresponda y a través de ese instrumento público que él firme renunciarás a la herencia.

¿Puedes arrepentirte de renunciar a una herencia?

A nivel personal, podrás arrepentirte, pero no podrás aceptarla una vez la hayas repudiado. Así que, a nivel legal, no podrás arrepentirte. La renuncia de la herencia es irrevocable. Esto quiere decir que una vez hayas repudiado una herencia no podrás después decidir aceptarla. Carecerás del derecho a hacerlo. Este es uno de los puntos más importantes por los cuales es muy importante que te asesores por profesionales del sector antes de tomar la decisión.

Además, no solo tú perderás el derecho sobre esa herencia, si no que también privarás a tus herederos de cualquier derecho sobre la misma.

¿A quién va tu parte de la herencia tras tu renuncia?

Existen dos posibilidades dependiendo de la manera en la que tú decidas renunciar a la herencia.

Renuncia simple

En el caso de que renuncies a la herencia sin más, tu parte irá a quien corresponda. Si se contempla la opción de renuncia en el testamento y este designa sustitutos, ellos heredarán. En caso contrario, la herencia pasa a los coherederos o a los herederos del siguiente grado.

No tendrás que pagar ningún tipo de impuesto ya que simplemente renunciarás a tu derecho como heredero.

Renuncia en favor de un tercero

Esta es otra posibilidad que tienes a tu disposición. Se da en la situación de que tú decidas a título personal renunciar a la herencia, pero cedas tu herencia a un tercero. A través de la renuncia en favor de un tercero, tu parte de herencia se destinará a la persona que tú decidas. Utilizas tu derecho hereditario para beneficiar a un tercero. En este caso deberéis pagar impuestos por sucesiones y donaciones.

Sabemos que estos son los asuntos en los que nadie se quiere ver envuelto, pero una vez llegan puedes deshacerte de ellos fácilmente sin que te causen ningún problema si tienes a tu lado a los profesionales especializados adecuados. Esta plataforma digital de soluciones legales ha nacido para ser esa solución al alcance de tu mano. Con una metodología ágil y de manera 100% online te ayudaremos a salir de esta de la mejor manera posible. Contrátanos directamente online y dile adiós a tus preocupaciones.

¡Rellena este formulario si necesitas un abogado!


Contacto

Correo electrónico: info@nevvo.es

Legal

Sitio web desarrollado por Lexterna con ImpulseTech