Reclamar indemnización por caída o accidente

Reclamar indemnización por caída o accidente tanto en la vía pública como en un establecimiento es posible. En este artículo te explicaremos en detalle cuando hay probabilidades de que así sea y quedamos a tu disposición para que nuestros abogados especializados en esta materia puedan ayudarte a conseguir la indemnización que te corresponde. Reclamar indemnización por accidente o caída es mucho más fácil de lo que la mayoría cree.

¿Siempre se puede reclamar por una caída o accidente?

No. Como puede parecer lógico, no siempre que uno se caiga o tenga un accidente va a tener derecho a reclamar. Pero, lejos de lo que muchas personas creen, sí vas a poder reclamar indemnización por caída o accidente cuando la causa se pueda imputar a un responsable.

Nos explicamos: si en la calle o en un establecimiento, te caes por un agujero en el suelo, por ejemplo, sí podrías tener derecho a una reclamación. Esto aplica también a sustancias deslizantes no señalizadas u objetos peligrosos, y un largo etcétera. Es decir, si te caes no porque seas una persona patosa sin más, sino que haya culpa por parte de algún responsable podrás reclamar.

Entonces, la entidad responsable por haber actuado (u omitido un comportamiento necesario) negligentemente estará obligada a reparar el daño causado. Es decir, estará obligada a indemnizarte.

Es importante destacar la necesidad de demostrar ese “elemento culposo” para conseguir dicha indemnización y la conexión de la lesión sufrida con el hecho en cuestión. Deberá demostrarse el estado peligroso consentido y que no se hayan adoptado por parte de la empresa responsable o la Administración Pública las medidas de precaución legales exigibles para evitarlo. Si, por ejemplo, el elemento causante de la caída estuviese señalizado de manera correcta y con la diligencia normal se pudiese haber evitado dicha caída, probablemente no exista derecho a indemnización. Quedarán también exentos de obligación de indemnizar los casos de fuerza mayor.

Además, estas reclamaciones por caída o accidente solo se podrán dar en casos en los que no se haya tenido cuidado con un mínimo estándar exigible. Es decir, no es lo mismo si hablamos de una zona céntrica y transitada que un lugar muy apartado por el que casi nunca pasa nadie. De igual manera, no será lo mismo una baldosa rota que ocasione una caída que un desperfecto insignificante o que resulte evidentemente visible. La indemnización irá al descuido del mínimo estándar exigible con actitud culposa del responsable.

Cómo actuar tras una caída o accidente

Lo más importante tras haber caído o haber tenido un accidente es velar por tu propia salud. En la medida de lo posible, intenta conseguir el nombre y contacto de las personas que te rodeaban al sufrir el accidente por si fuese necesario que declaren como testigos.

Como lo más importante es tu salud, en el caso de que lo creas necesario, llama a una ambulancia al momento. Se desplazará rápidamente al lugar del accidente para estabilizarte y trasladarte al hospital de ser necesario. Además, el personal de la ambulancia hará un parte de lesiones en el que conectarán tus problemas de salud con la caída o accidente sufrida.

En el caso de que no necesites que una ambulancia se desplace hasta el lugar de los hechos, acércate a las urgencias correspondientes lo antes posible. Es muy importante poder conectar tu lesión física con el accidente. Necesitarás un parte médico que lo acredite. En el caso de que dejes pasar mucho tiempo, días incluso, las probabilidades de que reclamar indemnización por caída triunfe serán cada vez más escasas por no ser posible conectar la caída con las lesiones.

Antes de ir a urgencias, si es posible, es conveniente que llames a la Policía Local para que pueda hacer un atestado del accidente. De esta manera, tendrás un documento oficial que recoja toda la información.

Deberás también tener fotos y cualquier otra prueba que demuestre el estado deficiente de la infraestructura en el sitio concreto en el que sufriste el accidente, ya sea líquido por el suelo, socavones o cualquier otro desperfecto que pudiese dar lugar a reclamación.

A mayores, deberás ir guardando todas las facturas de cualquier gasto que quieras reclamar: compra de muletas, desplazamiento en taxi hasta las urgencias…

Daños indemnizables al reclamar por caída o accidente

En este sentido conviene destacar que no solo se recibirá indemnización por lesiones físicas, sino que también es posible reclamar daños materiales y morales. También podrá añadirse a la indemnización el lucro cesante, esto es, el dinero que dejarás de percibir por no poder asistir a trabajar en tu período de curación.

Plazo para reclamar por caída o accidente

Tienes a tu disposición un año de plazo desde que sufriste la caída o el accidente o desde que cesaron los efectos de las lesiones. Este plazo se verá interrumpido si comunicas a la entidad responsable tu reclamación por los hechos. A pesar de que el plazo parezca bastante holgado, te recomendamos que te asesores con los mejores profesionales especializados y presentes tu reclamación de la manera más adecuada y lo antes posible.

Casos en los que se puede reclamar por caída o accidente

Vamos a citar ahora algunos de los casos más típicos que pueden pasar en espacios públicos y que es muy probable que den lugar a una indemnización por accidente:

  • Suelo resbaladizo.
  • Socavones.
  • Baldosas rotas.
  • Pavimento en mal estado.
  • Alcantarillas dañadas.

Esos son algunos de los ejemplos más típicos, pero no son los únicos. Incluso la falta de limpieza puede ser motivo suficiente para dar lugar a una indemnización.

¿Cómo debes reclamar?

Lo ideal es que te pongas en contacto con un abogado especializado desde un primer momento. Contar con toda la información necesaria desde el principio y no dar la oportunidad a la entidad culpable a que parezca que en ningún momento tuvo la culpa será vital para llegar a recibir dicha indemnización. Tu abogado te ayudará a redactar una reclamación adjuntando todos los documentos necesarios. Si la entidad responsable admite su culpa, se conseguirá la indemnización en ese momento. En caso contrario, deberás acudir a la vía judicial.
Sin embargo, al haber contado con un abogado especializado desde el primer momento con toda la información de primera mano, ese proceso será muy fácil y te asesorará en cada paso. La indemnización estará más cerca. ¡Escríbenos tu caso en el formulario que aparece a continuación!

¡Rellena este formulario si necesitas un abogado!


Contacto

Correo electrónico: info@nevvo.es

Legal

Sitio web desarrollado por Lexterna con ImpulseTech