¿Cómo conseguir el visado de emprendedor en España?

Existen diferentes herramientas públicas para atraer el talento y la inversión. En España, el visado de emprendedor y el visado de inversor son dos claros ejemplos. Ambos facilitan la entrada en el territorio, así como la residencia y el desarrollo de una actividad económica o empresarial.

Aunque contamos con un visado específicamente orientado a emprendedores, lo cierto es que puedes optar al de inversores si vas a iniciar una actividad económica que se considere de interés general. Por tanto, uno de los puntos clave a la hora de obtener cualquiera de estos visados es acreditar los beneficios de tu proyecto.

Esto puede requerir la elaboración de memorias e informes, por lo que siempre es recomendable iniciar la solicitud de estos visados con la asistencia de un abogado que tenga experiencia en la materia. Si quieres pedir un visado de emprendedor o de inversor en España, contacta con nosotros para que podamos ayudarte a agilizar los trámites y garantizar su concesión.

¿Qué es la golden visa o visado de emprendedor?

La golden visa es un permiso de residencia y trabajo que se concede a aquellos ciudadanos extranjeros extracomunitarios (es decir, de fuera de la Unión Europea) que van a invertir o a iniciar una actividad económica o empresarial en España.

Prácticamente todos los países cuentan con una figura análoga, cuyo objetivo es facilitar la atracción del talento y la inversión, facilitando los trámites para instalarse en el país. En el caso español, conocemos a esta herramienta como visado de emprendedor o golden visa.

Este visado se regula en la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. En su artículo 63, la norma establece que este permiso se reserva para los extranjeros no residentes que se propongan entrar al territorio español con el fin de realizar una inversión significativa de capital.

Sin embargo, si profundizamos en el artículo veremos que los supuestos cubiertos no se limitan a aquellos en que el solicitante inyecta capital en empresas o deuda pública española. También incluye casos en que se vaya a desarrollar un proyecto empresarial de interés general.

Por otro lado, existe un visado específico para emprendedores, regulado en el artículo 68. En este caso no se habla de proyectos de “interés general”, sino de emprendimiento. Lo cual abre la puerta a que proyectos que no serían autorizados por medio del art. 63 lo sean por medio del art. 68.

¿Cuáles son los requisitos para obtener la golden visa?

El primer requisito para obtener la golden visa es ser un ciudadano extranjero de un país no miembro de la Unión Europea. Esto se debe a que los ciudadanos comunitarios ya cuentan con procedimientos privilegiados para desplazarse, instalarse y trabajar en todos los Estados miembros.

De modo que el visado de emprendedor se orienta a aquellas personas que no tengan acceso a estos trámites abreviados. Así, quien quiera emprender en España podrá utilizar otro tipo de gestión con escasos requisitos.

Sin embargo, el visado de emprendedores no se puede otorgar a cualquiera que quiera iniciar su actividad en el territorio. Se exige, además:

  • En el caso de los inversores, que se realice una inversión significativa. Se consideran como tales:
    • Inversiones por valor igual o superior a 2 millones de euros en títulos de deuda pública española.
    • Depósitos bancarios en entidades financieras españolas o inversiones o participaciones sociales en empresas españolas por valor superior a un millón de euros.
    • Adquisiciones inmobiliarias por valor superior a medio millón de euros por solicitante.
  • En el caso de los emprendedores, se deberá acreditar que el proyecto emprendedor es de interés general. Para ello es necesario que la empresa:
    • Cree puestos de trabajo.
    • Realice una inversión con impacto socioeconómico de relevancia en su ámbito geográfico.
    • Implique una aportación relevante a la innovación científica y/o tecnológica.

En resumen, aunque se deba tramitar la declaración de interés general, prácticamente cualquier proyecto emprendedor cumplirá uno o varios de los requisitos. Además, debemos recordar que la inversión no tiene por qué realizarse personalmente, sino que puede hacerla una empresa dominada por el solicitante.

La variante del visado de emprendedores

Si analizamos el visado propiamente de emprendedores, basta con que el solicitante realice una “actividad emprendedora y empresarial”. Esta se define en la Ley como:

<<[...] aquella que sea de carácter innovador con especial interés económico para España, y a tal efecto cuente con un informe favorable del órgano competente de la Administración General del Estado>>.

Para conceder esta autorización se tendrán en cuenta tanto el perfil profesional del solicitante como el plan de negocio (incluyendo análisis de mercado, servicio, producto y financiación) y el valor añadido para la economía española, para la innovación o las oportunidades de inversión.

¿Qué derechos otorga el visado de emprendedor en España?

El visado de residencia para inversores concede el derecho de residir y trabajar en el territorio durante un plazo mínimo de un año. Posteriormente, se podrá solicitar la autorización de residencia, siempre que:

  1. El visado de emprendedor siga en vigor o haya caducado hace menos de noventa días.
  2. Su titular se haya desplazado a España al menos una vez durante el período de vigencia del visado.
  3. En caso de haberse obtenido el visado por realizar inversiones, se acredite que se ha mantenido la inversión durante un período mínimo.

Esta autorización de residencia tiene una duración de dos años, si bien se puede renovar.

En el caso específico del visado de emprendedores, este otorga el derecho de entrar y permanecer en España durante el plazo de un año para realizar los trámites previos al emprendimiento. Además, sus titulares pueden acceder a la situación de residencia, siempre que acrediten haber iniciado su actividad.

¿Cómo obtener el visado de emprendedor?

Como ves, la clave para obtener un visado como emprendedor (sea en su modalidad de emprendedor o de inversor) radica en la documentación del proyecto. Será necesario elaborar un buen informe para obtener la declaración de interés general o de actividad emprendedora empresarial de la autoridad competente.

Una vez elaborado el proyecto, puedes solicitar tu visado desde el país de origen o desplazarte a España para gestionarlo (por ejemplo, con un visado de turismo, si fuera necesario). Otra opción es apoderar a un abogado para que realice los trámites necesarios y te facilite las gestiones.

En un plazo de 20 días, la Administración te autorizará o no para obtener tu visado. Por supuesto, podrías recurrir si deniegan el carácter de interés general o de actividad emprendedora y empresarial. Para ello necesitarás asistencia letrada, así que de nuevo es recomendable que cuentes con un abogado.

Concluido este trámite podrás obtener el visado y, posteriormente, los sucesivos permisos de residencia y trabajo. Recuerda que tendrás que acreditar que cuentas con un seguro médico y con medios de vida suficientes. También tendrás que presentar documentación, como los formularios oficiales, certificado de antecedentes penales y tu pasaporte. Por último, tendrás que abonar las correspondientes tasas.

Aunque el trámite no es complejo, lo mejor es hacerlo con la ayuda de un especialista. Así que, si quieres pedir un visado de emprendedor, te invitamos a contactar con nosotros para poder asesorarte tanto en la preparación del proyecto emprendedor como en los trámites administrativos requeridos.

¡Rellena este formulario si necesitas un abogado!

Contacto
Correo electrónico: info@nevvo.es

Atención al cliente

932 71 60 58

Oficinas en Barcelona

Calle Travesera de Gracia, 30
Planta 3 C
08021, Barcelona

Oficinas en Madrid

P.º de la Castellana, 163,
28046, Madrid
English-speaking lawyers
Legal